Koppert garantiza el control de cochinilla en el cultivo de pimiento

En las últimas campañas han proliferado en el campo almeriense algunas plagas secundarias que están afectando a los cultivos hortícolas. Uno de los casos se está observando en plantaciones de pimiento, en las que está afectando la cochinilla. Para controlar esta plaga Koppert cuenta entre su oferta con Solanipar, un producto biológico cuya base es la avispa parásita Leptomastix algirica.

 

Hasta la campaña pasada, explican en Koppert, «el control de la cochinilla se venía realizando con productos insecticidas que en la mayoría de los casos perjudican la instalación de Amblyseius swirskii y Orius y por lo tanto el control de mosca blanca y trips cuando se realizan tratamientos generalizados en toda el invernadero e incluso desequilibrios en las plantas tratadas cuando solo se aplicaba en focos». Con Solanipar se evitan los efectos negativos que los insecticidas pueden causar en los insectos auxiliares que actúan contra la mosca blanca y el trip.

Koppert Solanipar desde el pasaado año con un formato exclusivo que es el de «pupa parasitada». Este producto, «ejerce un nivel de control adecuado de la cochinilla del pimiento cuando se utiliza a la dosis recomendada, y antes de que se desarrollen focos densos: la suelta del parasitoide evita la extensión de las cochinillas y realiza un control continuo de la plaga hasta el final del ciclo de cultivo. Los resultados de los ensayos que Koppert realizó mostró «eficacias que oscilan entre el 86 al 100% según las dosis de L.algirica utilizadas y reducciones medias de la población del cochinillas de hasta el 94% cuando se han realizado sueltas de unos 2 individuos por metro».

Para mayor eficacia, aconsejan desde la empresa, «el parasitoide debe liberarse en el invernadero de forma generalizada a la primera aparición de cochinillas, y reforzando en las zonas más afectadas o que históricamente ha mostrado más problemas de cochinillas. Las medidas preventivas de eliminación de malas hierbas reservorio, eliminación de restos de cultivos de la campaña anterior, y vigilancia de suelo y sustratos que hayan podido ser refugio de esta plaga, son de gran importancia para mejorar el control de la plaga con el parasitoide».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *