UPA considera que el adelanto de las ayudas de la PAC no solucionará la crisis de la ganadería

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha valorado positivamente el adelanto de las ayudas de la PAC de diciembre a octubre, anunciado esta semana por la Comisión Europea, aunque ha advertido de que no soluciona “en absoluto” el grave problema de la ganadería española, atenazada por una falta de rentabilidad sin precedentes. UPA ha insistido al Ministerio de Agricultura en que trabaje para evitar una crisis que está llevando a los ganaderos al borde del abandono.

 

El Diario Oficial de la Unión Europea publicó el pasado martes la autorización para que los Estados Miembros adelanten las ayudas de la PAC de diciembre a octubre. La Comisión Europea deja constancia en el reglamento del “momento crítico que está pasando la agricultura y la ganadería, con una sequía extrema en algunos Estados Miembros que han causado graves daños en cosechas y producción forrajera”, con el consiguiente aumento de precios del alimento para la ganadería. Además, “estas dificultades se han agudizado por los efectos de la actual crisis financiera, que ha creado a muchos agricultores graves problemas de liquidez”, explica el texto.

El secretario de Agricultura de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, Ignacio Senovilla, ha advertido de que esta medida “es sólo un pequeño parche para un problema que no se resuelve en absoluto”. En las primeras reuniones de la llamada “Mesa de la sequía”, en el pasado mes de marzo, el sector planteó este adelanto como una medida de alivio para la situación crítica que atravesaban ya por entonces agricultores y ganaderos.

Estos anticipos, que los agricultores podrán recibir a partir del 16 de octubre, son del 50% del Pago Único de la PAC, que podrá ampliarse hasta el 80% para la prima por vaca nodriza. El resto de los pagos directos de la campaña 2012 se realizarán a partir del 1 de diciembre. En el caso de España, el importe total a adelantar por la UE superaría los 2.400 millones de euros -2.100 del pago único y 300 por la prima al ganado vacuno, aproximadamente-, lo que beneficiará a más de 900.000 agricultores y ganaderos.

“Lo que necesitamos los ganaderos españoles es que los precios que percibimos por nuestros productos, y muy especialmente en el caso de la leche, se ajusten a la brutal subida del 40% en los costes de producción que llevamos meses asumiendo”, ha explicado Senovilla. “Y dados los desequilibrios en la cadena alimentaria, el Gobierno debe asumir su responsabilidad y exhortar a industrias y distribución a pagar a los ganaderos un precio justo”, ha concluido.

La organización ha recordado, dando muestra de que el adelanto de ayudas no resuelve el problema de la ganadería, que varios sectores ganaderos, de gran importancia para España, no reciben ningún tipo de ayudas de la Política Agraria Común, como el sector porcino, el avícola o el cunícola, muy afectados por la subida exponencial de los costes de producción.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *