Las bodegas almerienses aumentan un 28% su venta de vino al exterior

Las bodegas almerienses han mejorado las ventas de vino que realizan en el mercado exterior. En los primeros seis meses del año, según los datos que baraja la Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, procedentes del último informe del Instituto Español de Comercio Exterior, ha cambiado la tendencia marcada el año pasado en cuanto a las exportaciones realizadas, vendiendo en el extranjero 140.000 litros de vino, un 28% más que en el primer semestre de 2011. Por este volumen se ha registrado una facturación superior a 333.000 euros, un 13,4% más que la del mismo periodo del año anterior. Las empresas almerienses han concretado 123 operaciones comerciales con clientes del exterior.

 

Los principales destinos internacionales donde se vende el caldo producido en la provincia de Almería son países que se encuentran fuera del territorio de la Unión Europea. Y es que, como señalan desde la Administración regional, «las bodegas almerienses se caracterizan por la comercialización en mercados tan lejanos como los norteamericanos y los asiáticos. Más de dos tercios del vino que exportan las empresas de la provincia de Almería se distribuyen fuera de la Unión Europea. Concretamente el 36% de los caldos se consumen en Estados Unidos, hasta Japón se envía el 23% que se comercializa en el exterior y en China y Hong-Kong se vende el 12,3%. Asimismo, apuntan desde Agricultura, «al mercado de Andorra se ha enviado el 16,7%, y el resto se ha comercializado en Suiza, Guinea Ecuatorial, Corea del Sur, Canadá y Singapur».

Estimación de la cosecha

La Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente apunta a una reducción de la cosecha de uva para vinificación este año. En total se espera que las 1.040 hectáreas que existen en producción en la provincia de Almería generen algo más de 2.300 toneladas, lo que supondría, en comparación con los registros de la anterior cosecha, una disminución en cantidad del 30%. Los argumentos que ofrecen en la Administración para explicar esta reducción del volumen de producción de uva para la elaboración de vino, se centran en las condiciones climatológicas adversas. «La escasa precipitación y el exceso de calor han hecho que con el mismo número de racimos por cepa, el rendimiento sea menor que en la anterior campaña, ya que la uva es muy pequeña», señalan desde la Consejería de Agricultura.

La mayor parte de la uva que cosechará Almería es tinta, unas 1.460 toneladas, mientras que de uva blanca la producción será de unas 858 toneladas. En cuanto a la producción de vino, el primer aforo realizado por la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente estima que rondará los 1,5 millones de litros.

Esta reducción en el volumen de uva producida en las hectáreas en cultivo que se encuentran en la provincia de Almería llega de la mano de un fruto de mayor calidad para la elaboración del vino, como apuntaban en Asaja-Almería.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *