La Gergaleña exporta un 10% de su producción al mercado alemán

La adquisición de La Gergaleña por el Grupo Caparrós fue un punto de inflexión en esta empresa que nació con un marcado carácter rural y que ya ha sido capaz de consolidarse en mercados tan importantes para el sector agroalimentario de la provincia de Almería como es el alemán. Y es que, desde aquel momento, la venta al exterior de La Gergaleña Productos Artesanales ha ido creciendo hasta conseguir enviar el 10% de su producción al mercado germano. Sus productos, «tienen tantas aplicaciones gastronómicas como permite la imaginación», comenta el gerente del Grupo Caparrós, Pedro Caparrós. Los ingredientes nacen de las fincas de Caparrós Nature, invernaderos a la orilla del mar, en el parque natural de Cabo de Gata- Níjar y en la Sierra de Los Filabres, que nutren la cocina de La Gergaleña de tomates, berenjenas, pimientos y otras verduras y hortalizas de primera calidad. El saber en la cocina, la mano de obra y la originalidad, es fruto del restaurador Antonio Gázquez. En el ámbito comercial cuidan los formatos, tanto para consumidores como especiales para hostelería, y la imagen visual.

 

Innovación

La Gergaleña Productos Artesanales ha vuelto a innovar con la elaboración de ‘Rafpacho’, un gazpacho natural de tomate raf rojo, aceite de oliva virgen extra y la experiencia del chef Antonio Gázquez. Otro avance del alimento son sus 90 días de caducidad, conservando todas sus propiedades a lo largo de los tres meses. Se trata de un producto que mantiene valores «como son la unión de la tradición, calidad e investigación de forma artesanal», explican en la compañía.

El nuevo gazpacho de La Gergaleña se prepara sin conservantes ni colorantes. Además, se ha pensado en las personas celiacas y está exento de gluten. Se trata de un producto ideado para el segmento gourmet, un público exigente que busca la excelencia.

Pedro Caparrós, gerente de la compañía, explica que «el gazpacho es uno de los productos más auténticos de nuestra tierra. Nosotros queríamos incorporarlo a nuestro lineal, pero con nuestras señas de identidad». Así, ‘Rafpacho’ se compone del mejor tomate, el raf, cultivado en las fincas de Caparrós Nature. Su composición es tomate raf, pepino, pimiento rojo, cebolla, pan sin gluten, aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal.

Calidad

La Gergaleña obtuvo el sello de Calidad Certificada en el año 2009 y fue el primer paso de la empresa hacia la excelencia en la calidad de sus productos. De ello, en el etiquetado de sus referencias se incluye el logotipo de este distintivo para comunicar a los clientes el esfuerzo en materia de calidad y seguridad alimentaria, tanto en los procesos como productos. En enero de 2012 La Gergaleña se ha certificado en el protocolo IFS para acceder de manera más ágil a los exigentes mercados europeos. El compromiso por la calidad y el cuidado medioambiental del entorno forma parte de la política de la compañía desde sus inicios. Por ejemplo, el cartón, papel y plástico que se genera se recicla, y los restos orgánicos son tratados en plantas de residuos de este tipo.

Toda la gama de recetas de La Gergaleña está elaborada de forma artesanal, empleándose máquinas únicamente durante el proceso del envasado, esterilización y etiquetado. Además, la compañía sigue un exhaustivo control de la trazabilidad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *