Asaja apuesta por la contratación del seguro agrario para la próxima campaña

Asaja-Almería lanza un llamamiento a la conciencia del agricultor para evitar situaciones de pérdidas económicas debido a riesgos que están recogidos en los seguros agrarios. La organización destaca la necesidad de seguir mejorando el seguro agrario, que es en la actualidad la mejor herramienta disponible para agricultores y ganaderos ante daños ocasionados por la climatología o por enfermedades.

 

En la tarde de ayer una treintena de agricultores acudieron a una nueva jornada técnica organizada por los servicios técnicos de Asaja-Almería sobre el seguro creciente de hortícolas bajo abrigo, una actividad que está dentro del programa de divulgación de seguros agrarios de ENESA, Entidad Estatal de Seguros Agrarios, en la que se explicaron las novedades que el seguro presenta para esta nueva campaña. Esta jornada contó con la participación de Dorotea Rodríguez (Jefa del Servicio de Estudios e Investigación de cultivos herbáceos intensivos de ENESA), Ángeles Arquero (Jefa de Servicio de Seguros Agrarios y Adversidades Climáticas de la Consejería de Agricultura), Jesús Baquero (Director Territorial zona Sureste de Agroseguro) y Fermín Román (Responsable de seguros de Asaja-Almería. Y en ella se trató sobre el sistema de seguros agrarios español, la situación del seguro agrario en Andalucía, se informó sobre las normas peritación y la línea del seguro creciente de hortícolas, que inició su período de contratación el pasado 1 de junio y que permanecerá abierta hasta finales de septiembre excepto para tomate que podrá contratarse hasta el 31 de octubre.

En la mesa se pusieron datos que demuestran la necesidad de seguir promoviendo la cultura del aseguramiento en el sector hortícola, ya que existen grandes diferencias en su implantación respecto a sectores como por ejemplo el del plátano en Canarias que tiene asegurada el 100% de la producción.

Por parte de Dorotea Rodríguez se explicó el marco normativo en el que se mueve el sistema de seguros agrarios español y su papel en la elaboración de las normas de peritaciones, establecimiento de los precios, garantías etc. y alabó el carácter participativo y el papel que juegan las organizaciones agrarias como Asaja, que representan a los agricultores en las diferentes mesas y grupos de trabajo que es donde se estudian las modificaciones y se realizan las propuestas de mejora. Hasta el momento el sistema de seguros agrarios en España cuenta con una subvención que permite abaratar su coste, que puede llegar entre la financiación estatal y la autonómica y dependiendo del asegurado hasta el 50%.

Y además, tanto la representante de ENESA, como Jefa de Servicio de Seguros Agrarios de la Consejería quisieron dejar claro que las Administraciones no van a poner en marcha indemnizaciones excepcionales si no se tiene asegurada la cosecha ante riesgos que están cubiertos en los diferentes seguros agrarios. La frase “no hay ayuda sin seguro si el riesgo es indemnizable” resume este mensaje que se ha venido dando por la Administración en los últimos años.

Por otro lado Asaja informa de que debido al temporal de frío del pasado invierno y a otros daños climatológicos y fitopatologías de las plantas, los agricultores que estaban asegurados recibirán en la provincia casi 5 millones de euros en concepto de indemnización, tal y como confirmó ayer Jesús Baquero Director Territorial de la zona Sureste de Agroseguro que explicó durante su intervención algunas cuestiones sobre la normativa en la peritación ante daños por virosis o falta de cuajado, dos de los grandes quebraderos de cabeza para los agricultores de la provincia.

Nos encontramos por lo tanto ante una “herramienta efectiva que tenemos en nuestras manos, tenemos que ser conscientes de que el riesgo que se corre es muy alto y que la explotación y nuestra cosecha es nuestra actividad profesional, por lo tanto ponerla en riesgo es un error”, apostilló Francisco Vargas, Presidente de Asaja durante la clausura de la jornada. “Este año todos hemos visto lo que un temporal de frío puede ocasionar en nuestra explotación, y hasta el momento no hay ninguna otra solución que tener asegurada la producción”.

Tal y como afirmaba la representante del servicio de seguros de la Consejería a pesar del gran valor y el peso que tiene el sector de las frutas y hortalizas que suponen el 54% de la producción de la rama agraria, apenas el 10% de la superficie de cultivos bajo plástico en Almería se encuentre asegurada, con el riesgo que eso supone para los agricultores.

Según los datos de los que dispone la Administración los riesgos debido a factores climáticos se han ido incrementando en los últimos años. Arquero destacó que también los daños por enfermedades se han incrementado y supone el 52% de los daños que se registran en Almería, por este motivo “hay que pensar que el invernadero es su empresa y por lo tanto tiene que estar asegurado”.

Desde hace un par de años se ha incluido la posibilidad, tal y como Asaja venía reclamando en las reuniones de mejorar el seguro a las estructuras, y de hecho este año, tal y como informó Fermín Román, responsable de Seguros de Asaja-Almería, se introducen cambios para mejorar el seguro en la estructura del invernadero pudiendo asegurar las motorizaciones de bandas y ventanas, los cortavientos artificiales, microtúneles, cabezales y redes de riego (equipos de bombeo de agua, filtrado, fertilización, controladores de caudal y presión, automatismos de cuadro eléctrico, variadores y arrancadores, red de tuberías y sistemas de climatización. Y además se ha incrementado la vida útil del invernadero, hasta alcanzar los 20 años en el caso de los invernaderos de estructura de madera y hasta 30 años de edad en el caso de estructura metálica y de hormigón.

Por último, el presidente de Asaja-Almería, Francisco Vargas que fue el encargado de dar el cierre de la jornada expresó su preocupación por la eliminación de la subvención autonómica a los seguros agrarios en algunas Comunidades Autónomas, “es un auténtico palo para estos agricultores ya que el esfuerzo que se viene realizando por fomentar la cultura del aseguramiento en el sector está siendo bastante importante “la crisis no debe ser la excusa para eliminar esta ayuda a la contratación”. “Por nuestra parte, los agricultores tenemos la obligación de contribuir a mejorar el sistema de seguros y para ello debemos utilizar las herramientas que tenemos, conociendo bien el seguro y dejándolo en manos de personal experto para evitar sorpresas y decepciones”. “La mayor parte de las críticas vienen de contrataciones realizadas por colectivos que no participan ni conocen el seguro agrario, y suele ser habitual que la persona que informa no esté especializada en estos seguros”, por eso ASAJA aconseja contratar el seguro con técnicos profesionales que además les atenderán y asesorarán en caso de sufrir algún siniestro.

De todas las pólizas de seguros agrarios realizadas en España, Almería supone un 0,8% del total, que comprenden un 3,12% del capital asegurado con 231 millones de euros. Sólo unas 2700 hectáreas de cultivos hortícolas bajo plástico han estado aseguradas con un valor de la producción asegurada que ronda los 300 millones de euros.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *