Vegacañada celebra su fiesta anual de agricultores con más de 1.300 personas

Vegacañada ha celebrado su tradicional Fiesta Anual de Agricultores, que este año ha superado todos sus precedentes y también las previsiones, reuniendo a más de 1.300 personas en la nave principal de subasta de la empresa almeriense. Se trata de un gran evento que crece cada campaña y que ha logrado una gran implantación en el campo almeriense de la zona de La Cañada-Níjar. Una gran comida de hermandad para los agricultores y sus familias, además de para los empleados de Vegacañada y los socios de la empresa, que una vez al año, al final de la campaña de Invierno, se reúnen para intercambiar experiencias, opiniones y vivencias.

 

El evento, como cada año, se ha completado con una gran fiesta en la que ha habido sorteos, regalos, juegos para los más de 200 niños que han asistido y también la habitual charla de Planificación de Cultivos para el próximo año, a cargo del director técnico de Vegacañada, Antonio Algarra.

En su discurso, el director general de Vegacañada, Francisco López Martínez, ha destacado que “éste ha vuelto a ser un año duro, marcado por la crisis de la E.Coli, pero en el que, una vez más, todo intento de perjudicar a nuestra agricultura tuvo que sucumbir al empuje, al trabajo, al sacrificio, al esfuerzo, a la experiencia y veteranía y a la extraordinaria capacidad de superación que tenéis los agricultores” y se ha dirigido a los propios agricultores subrayando que “una vez más nos hemos ratificado como el sector que hoy por hoy impulsa la economía almeriense y española, aportando riqueza, trabajo y valor añadido. Es un motivo más que sobrado para estar orgullosos y para recibir las felicitaciones y reconocimientos que habitualmente nos presta la sociedad almeriense y española. Por todo ello, yo también os quiero felicitar en nombre de VEGACAÑADA, porque si el agricultor es una pieza fundamental para la economía y para la sociedad en este país, el agricultor de VEGACAÑADA demuestra cada día del año que es un motor infalible de trabajo, sacrificio, innovación, entrega y superación”.

Pero sin duda el momento más emotivo de la jornada ha llegado al final de los actos, con un homenaje que, por sorpresa, promovido por un grupo de agricultores y ejecutado por Vegacañada, se ha llevado a cabo a Julio Vargas, un estandarte de la agricultura de la provincia en general y de la zona de La Cañada-Níjar en particular. Vargas, nacido en la zona abderitana de Guainos Bajos, ha ofrecido toda su vida al campo y a la agricultura en diversos ámbitos y bajo diferentes niveles de gestión profesional, desde la suya propia como agricultor hasta la de innovador e impulsor de empresas, la última de ellas Vegacañada, a la que permanece ligado como colaborador directo del consejo de administración. Vargas está considerado como uno de los pilares de la agricultura moderna almeriense y hoy él y su familia, incluyendo a su esposa Ana y a sus cuatro hijos, han podido recibir el cariño y el calo del campo almeriense, que es lo que constituye ‘su gente’. El consejero de Vegacañada, Eduardo Vargas, y el director general, Francisco López Martínez, han sido los encargados de entregarle una placa de reconocimiento a toda una vida dedicada a la agricultura, después de que se proyectase una composición especial dedicada a él, bajo el titulo ‘Una vida, un homenaje’.

El director general de Vegacañada, Francisco López Martínez, ha catalogado la fiesta como “todo un éxito, puesto que hemos cumplido un año más con el objetivo de pasar un rato agradable con nuestros agricultores y profesionales, de reconocerles la extraordinaria labor que realizan y de hacer que todos sintamos que formamos parte de la misma familia. Con esos logros, todos nos vamos contentos a casa”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *