Almería, líder en el uso del control biológico en tomate

El sector hortofrutícola de Almería cultiva esta campaña 20.750 hectáreas de explotaciones con control biológico de plagas, lo que es prácticamente el 80% del total de la superficie invernada, suponiendo, en el caso de cultivo de tomate, un incremento en torno al 20 % con respecto a la campaña anterior. Estos datos consolidan a la provincia como líder de España en la aplicación de estos métodos de cultivo, más respetuosos con el medio ambiente y cada vez más valorados y demandados por los consumidores.

 

A partir del año 2007 se produjo una revolución verde en los invernaderos de Almería pasándose a utilizar enemigos naturales para el control biológico de plagas en un gran porcentaje de la superficie invernada, especialmente en el cultivo de pimiento. Sin embargo, en el cultivo mayoritario, el tomate, esa transformación ha sido más tardía. Se ha tenido que esperar hasta 4 años después de la llegada de la plaga exótica Tuta absoluta, para que se disponga de estrategias y experiencias exitosas, que se prevé que transformen también la protección vegetal de este cultivo.

El cambio se ha producido en la campaña de 2011/2012, donde según datos de la Junta de Andalucía, 3.154 hectáreas han implantado ya programas de control biológico. Con ello, se confirman plenamente las expectativas planteadas por los técnicos de las principales cooperativas tomateras durante una jornada sobre el control de plagas, organizada por La Fundación Cajamar, Coexphal y Agrobío, celebrada unos meses antes de la campaña, en junio del 2011.

Jornada

Con el objetivo de dar continuidad a la jornada del año anterior, y para analizar los logros, dificultades y las expectativas del control biológico en cultivo de tomate, la Fundación Cajamar, Agrobío y Biocolor organizan mañana 7 de junio del 2012 la ‘II Jornada de control biológico: situación y perspectiva en tomate’, la jornada se desarrollará en el centro de cultura de Cajamar a partir de las 10:30 horas.

En ella se analizarán los resultados obtenidos en la campaña con las sueltas en semilleros del principal depredador polífago Nesidiocoris tenuis, los problemas encontrados, y los retos para la próxima campaña. De manera que la próxima campaña se realice control biológico de plagas en la mayoría del tomate cultivado en Almería.

Para ello se contará con la participación de los técnicos, algunas de las principales cooperativas de Almería y Granada (Casi, Coprohnijar, La Palma, única Group y Vicasol) y de Coexphal, así como de investigadores de la UAL, como Tomas Cabello (Catedrático de la Universidad de Almería). En esta jornada se presentarán resultados sobre el desarrollo de estrategias de control biológico y algunos de los factores que determinan el éxito de estos protocolos, como son el periodo del año, la variedad de cultivo, las poblaciones de plagas y la interacción entre los enemigos naturales.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *