Asaja-Almería informa a los citricultores este jueves sobre el seguro de cultivo

ASAJA-Almería celebra este jueves día 31 de mayo a las 20,00 horas en el salón de usos múltiples del Ayuntamiento de Antas una charla informativa sobre el seguro creciente para plantaciones de cítricos. La línea de seguro para las explotaciones citrícolas permanecerá abierta hasta el 31 de agosto, no obstante, los técnicos de la organización se encuentran en estos momentos informando sobre ésta y otras líneas de seguros que pueden ser contratadas en estos momentos, como es el caso del seguro de incendios forestales, que cierra su campaña mañana día 31 de mayo.

 

El seguro para las explotaciones de cítricos ofrece las habituales coberturas ante los daños causados ante los riesgos de pedrisco, helada, viento, incendio, inundación-lluvia torrencial, fauna silvestre y resto de adversidades climáticas. Además de los daños en la producción, el seguro ofrece coberturas para la plantación y e instalaciones como las estructuras de protección antigranizo.

En nuestra provincia estos cultivos se dan mayoritariamente por la comarca del Almanzora y ocupan una superficie aproximada de 11.000 hectáreas, de las cuales el año pasado se aseguraron unas 3.540 hectáreas, lo que supone alrededor del 31% de la superficie, con una producción asegurada de 104.816.558 kg. No obstante, ASAJA-Almería se propone seguir afianzando la cultura del aseguramiento entre los citricultores, sobre todo teniendo en cuenta que esta campaña se sigue contando con subvenciones a la contratación del seguro y que generalmente las medidas de carácter excepcional que se pudieran poner en marcha por parte de las Administraciones ante fenómenos metereológicos adversos e inesperados no cubren los daños que pueden ser cubiertos por el seguro agrario, de ahí la insistencia en el aseguramiento de la explotación si recordamos los daños que este mismo año fueron ocasionados por las heladas y por el pedrisco en estas plantaciones, ambos daños que están cubiertos por el seguro.

Por otro lado, y debido a la situación de grave sequía que se padece ASAJA aconseja a los titulares de terrenos forestales informarse sobre las características del seguro para incendios forestales, cuyo plazo se cierra mañana jueves (31 de mayo), sobre todo cuando nos encontramos en la época del año de mayor peligro de incendios y cuando la gran parte del territorio de la provincia de Almería está calificado como zona de alto riesgo. El seguro creciente para incendios forestales, que se dirige a los terrenos forestales y masas forestales, permite cubrir los gastos para la repoblación y regeneración de la masa forestal como consecuencia de los riesgos de incendio, viento huracanado o inundación.

SEGURO CRECIENTE HORTÍCOLAS BAJO ABRIGO: A PARTIR DEL 1 DE JUNIO

ASAJA-Almería informa de que a partir de esta semana, concretamente a partir del viernes 1 de junio, los agricultores podrán contratar el seguro creciente para las explotaciones hortícolas bajo cubierta. El plazo permanecerá abierto hasta el 30 de septiembre para todas las hortalizas excepto para tomate, que se cerrará el 31 de octubre.

El departamento de seguros de ASAJA-Almería tiene previsto realizar a lo largo de estos meses una campaña informativa específica para esta línea que consistirá en reuniones, charlas y jornadas en las que se explicará aquellos aspectos que son necesarios conocer sobre el seguro agrario, y se ahondará en las peticiones de mejora que se vienen realizando en los diferentes grupos de trabajo en los que la organización participa.

Recordemos que entre las novedades de este año se encuentra la posibilidad de asegurar además de la producción y de la estructura del invernadero (incluidas las motorizaciones de bandas y ventanas), los cortavientos artificiales, microtúneles, cabezales y redes de riego (equipos de bombeo de agua, filtrado, fertilización, controladores de caudal y presión, automatismos de cuadro eléctrico, variadores y arrancadores, red de tuberías y sistemas de climatización que abastezcan exclusivamente a la explotación.

Y además se ha aceptado la solicitud realizada por el sector de incrementar la vida útil del invernadero, hasta alcanzar los 20 años en el caso de los invernaderos de estructura de madera y hasta 30 años de edad en el caso de estructura metálica y de hormigón. En este sentido la organización destaca que se ha incrementado el valor residual del invernadero en caso de siniestro total que provoque la pérdida de la estructura, pasando del 40 al 60% de su valor.

Entre los riesgos que se encuentran incluidos en las coberturas está la helada, pedrisco, viento, inundación-lluvia torrencial, lluvia persistente, incendio, nieve, virosis y resto de adversidades climáticas (falta de cuajado, variaciones anormales de temperatura, plagas, enfermedades etc.)

ASAJA recomienda a los agricultores y ganaderos contactar con personal especializado para realizar el seguro, ya que debido a las particularidades y especificidades del seguro agrario es preciso conocer bien lo que se está contratado, para evitar encontrarse con sorpresas desagradables a la hora de sufrir algún daño y comprobar que no se tiene contratado.

“Es importante conocer bien el seguro, asesorarse bien para poder adaptarlo a nuestras necesidades”, afirma Fermín Román, responsable de seguros de ASAJA-Almería, “ya que en ocasiones nos hemos encontrado con riesgos que han sido eliminados de las coberturas con el fin de abaratar el seguro, pero poniendo en serio riesgo al agricultor de sufrir pérdidas que posteriormente no serán compensadas”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *