La Junta explica sus programas de mejora de regadíos a estudiantes de un máster de la Unesco sobre Gestión del Agua

El delegado de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, José Antonio Salinas, ha valorado el salto cualitativo y cuantitativo que ha dado Almería en las últimas décadas hasta conseguir que el agua -el déficit hídrico- haya dejado de ser el principal problema de la agricultura intensiva la provincia. Así lo ha puesto de manifiesto este mediodía en el encuentro que ha mantenido con un grupo de estudiantes de un máster de la Unesco sobre Gestión del Agua, que se encuentra en viaje de estudios en Almería. La reunión se ha celebrado en la Oficina Comarcal Agraria de la Consejería de Agricultura, de La Cañada, donde el delegado y técnicos de la Consejería han expuesto a los estudiantes las actuaciones y los proyectos de la Junta de Andalucía para la mejora y modernización del regadío, así como los programas de ayuda pública a los regantes.

 

José Antonio Salinas ha destacado cómo la escasez de agua, que hasta los años noventa del siglo pasado era un factor limitante para el desarrollo de la agricultura intensiva de Almería, en la actualidad se puede afirmar que es un problema que, salvo unos casos puntuales, está resuelto o en vías de solución. Esta situación, según el delegado de la Consejería, ha sido posible gracias a la actuación conjunta de los agricultores y la Consejería de Agricultura, que con sus líneas de ayuda a la modernización en los últimos años ha contribuido a extender el sistema de riego por goteo a todas las explotaciones, así como a la mejora de la red de riegos, que han permitido ajustar el consumo anual a unos 5.000 metros cúbicos por hectárea, cuando hace treinta años, con el riego a manta, se consumían unos 12.000 metros cúbicos.

Más de 220 millones de inversión desde 1995

Almería, según ha subrayado Salinas, es una de las provincias que mejor uso hace del agua de riego: con un consumo medio que no llega a 5.000 metros cúbicos, una hectárea de cultivos intensivos produce más de 55.000 euros de media al año y genera una media de 1,3 unidades de trabajo. Desde 1995 a 2012, entre los regantes almerienses y las Administraciones públicas han invertido más de 220 millones de euros en la provincia, cantidad que supone más del 50% del total de Andalucía. De esta inversión, más de 120 millones de euros han sido aportados por las Administraciones públicas.

En los últimos cuatro años, la Consejería ha aprobado ayudas por valor de unos 16 millones de euros para proyectos de mejora y modernización de regadíos de unas 15.000 explotaciones y más de 26.000 hectáreas de cultivos, proyectos con una inversión superior a 18 millones de euros, que contribuyen a reducir el consumo de agua y por tanto a reducir los gastos y el impacto medioambiental.

La visita de los estudiantes se enmarca en el programa de gestión del agua de un máster científico del Instituto de la Educación de la Unesco, un programa que pretende contribuir a la educación, la capacitación de profesionales y al conocimiento de organismos, centros e instituciones relacionadas con el agua y su gestión. Asimismo, este programa tiene entre sus objetivos el conocimiento de la realidad medioambiental y las infraestructuras de los territorios que visitan. En Almería, los organizadores del máster han mostrado su atención por la cuenca del Andarax.

El máster lo integran 22 técnicos profesionales con experiencia en la gestión del agua, los recursos naturales y la calidad de las aguas. Los estudiantes que cursan el máster proceden de países de África, Latinoamérica, Asia y Estados Unidos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *