La Fundación Cajamar ofrece un nuevo módulo formativo sobre el cultivo de uva sin semilla

La Fundación Cajamar desarrolla un ciclo de formación práctico a través de talleres para mostrar las últimas técnicas en el manejo y cultivo de la uva de mesa apirena. Las variedades de uva sin semilla son demandadas a nivel internacional y son idóneas para el clima mediterráneo.

 

La creciente demanda de los consumidores a nivel internacional impulsa el cultivo de variedades sin semilla frente a las variedades de uva de mesa tradicionales. España lidera a nuvel europeo la producción con cerca de 75.000 toneladas. Provincias como Almería, junto a la Región de Murcia o la Comunidad Valenciana, son los territorios naturales para la expansión de las variedades apirenas.

Estas uvas sin semilla precisan técnicas de cultivo diferentes a las variedades tradicionales para obtener racimos de calidad. Los intentos en algunas ocasiones de cultivar estas variedades se han frustrado por diversos motivos, entre otros la falta de conocimiento de estas peculiaridades.

Por esta razón la Fundación Cajamar imparte desde el mes de marzo un taller práctico sobre el “Manejo y técnicas de cultivo en uva de mesa apirena” con el objetivo de informar a productores y potenciales productores sobre el manejo y las técnicas de cultivo específicas que precisan las variedades de esta uva de mesa, frente a las variedades tradicionales con semilla.

Contenidos prácticos

Hasta el momento se han realizado dos visitas a la Estación Experimental de la Fundación para conocer el ciclo del cultivo de la uva de mesa. Allí se han explicado con detalle las técnicas que deben aplicarse, los fundamentos y objetivos buscados, y se han realizado demostraciones prácticas en las parcelas de ensayo.

Este taller práctico consta de cuatro módulos. Los dos primeros módulos, -ya impartidos en marzo y principios de mayo-. versaron sobre la poda de fructificación y operaciones en verde. En el tercer módulo se explicarán las técnicas para incrementar la calidad del racimo (aclareo y engorde) y se llevará a cabo el próximo 31 de mayo. El mercado de la uva de mesa demanda racimos bien conformados, sueltos y con bayas grandes. La gran mayoría de las variedades de uva de mesa sin semilla producen racimos compactos y con uvas pequeñas, por lo que requieren de técnicas de cultivo específicas para mejorar el tamaño y la calidad. En este tercer módulo se pondrán en práctica operaciones como el anillado al tronco y la aplicación de ácido giberélico para aclareo y engorde de las bayas, momento de aplicación, dosis y resultados. Tras este tercer taller se realizará un cuarto y último módulo formativo sobre maduración y recolección.

Potencial de ventas

La Fundación Cajamar apuesta por la formación práctica de los productores para favorecer la expansión del cultivo de estas variedades de uva sin semilla en la provincia de Almería. En la actualidad el sector de la uva en Almería cuenta solo con unas 100 hectáreas y una producción en torno a las 2.500 toneladas, principalmente de variedades tradicionales de uva con semilla (‘Ohanes’, ‘Napoleón’, ‘Italia’ o ‘Victoria’).

Juan José Hueso, responsable de Fruticultura de la Fundación Cajamar y coordinador de este taller formativo, asegura que Almería tiene en las variedades de uva apirena el camino para recuperar un sector tradicional prácticamente desaparecido, ocupando muchas áreas agrícolas de nuestra provincia que no están siendo aprovechadas y que son idóneas para este cultivo. España cuenta con 3.000 ha de uva de mesa apirena, que nos convierten ya en el primer productor y exportador en Europa, un sector, modelo de innovación, que sigue creciendo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *