Asaja se opone a modificar la distribución horaria en el próximo Convenio del Campo

La distribución del horario laboral que proponen los sindicatos de trabajadores UGT y CC OO en su plataforma de negociación del Convenio del Campo de Almería, «es inflexible y no se ajusta a las necesidades de la actividad agrícola», asevera Adoración Blanque, secretaria provincial de la Asociación de Jóvenes Agricultores de Almería. Y es que, según explica Blanque, «en el trabajo que se realiza en el campo el horario laboral debe ser flexible, dado que se debe ajustar a las labores que exige la plantación en cada momento». Existen unas necesidades concretas, añade « que deben ser atendidas en su justo momento, independientemente del día de la semana que sea. En el actual convenio así se establece y por eso, se fijan un total de horas anuales a repartir, concretamente 1.826 horas, estableciendo así la flexibilidad necesaria».

 

Los sindicatos han mostrado su intención de negociar el actual horario laboral. Según UGT y Comisiones Obreras «en estos momentos hay convenidas 40 horas semanales pero sin un reparto semanal proporcionado, lo que está llevando en muchos casos a superar las jornada anual de 1826 horas». La propuesta que presentan en su plataforma de negociación se ciñe a un trabajo de lunes a sábado a razón de 6 horas y 40 minutos por día, o bien de lunes a viernes a razón de 8 horas diarias, considerando el domingo como festivo y en caso de trabajar ese día computándolo como horas extraordinarias.

Sin embargo, para la patronal Asaja, que junto a Coag y Asempal y los propios sindicatos son los encargados de negociar las condiciones finales, «el convenio tiene que adatarse al sector. No podemos decir que podemos bajar el horario o incluir una modificación porque, hasta ahora, se regulan unas horas anuales dejando libertad al empresario para poder hacer frente a las labores que se presenten en la explotación, ajustándose a la normativa vigente», asegura la secretaria general de Asaja-Almería. De esta forma, afirma Blanque, «el empresario puede contar con el trabajador, independientemente del día de la semana y compensarlo con descanso estipulado en otra jornada».

En Asaja-Almería mantienen que podrían establecerse las condiciones propuestas en cuanto a horarios, por los sindicatos, pero «hay que ser realistas y, al final, todos sabemos, ellos incluidos, que no se va a cumplir, por la especificidad de las labores que se realizan en el campo», apunta Blanque.

El salario hora está establecido, sea fijo o eventual condicionado a unas hora totales, dependiendo de la duración de la relación laboral. Sobre la vinculación laboral entre el empresario y el trabajador, Blanque expone que «el fijo o fijo discontinuo cuenta con un salario mensual y para aquellos que trabajan con contratos temporales también se establecen ese número global de horas. Tiene que ser así, no podemos empeñarnos en cambiar este aspecto». Sobre la cobertura de las que disfrutan los trabajadores, Blanque entiende que son «las correctas con el actual convenio». A modo de ejemplo, la secretaria provincial de Asaja-Almería, explica que «si la plantación tiene problemas, por ejemplo de virus, si no existiera este marco, en el caso de los eventuales, el empresario tendría que proceder a despidos. De esta forma, tal y como está establecido, el contratante no tiene porqué despedir y el trabajador tiene la posibilidad de cobrar su prestación por desempleo».

‘Huevos de oro’

En materia económica los sindicatos proponen en la próxima negociación una subida del 1% para los dos años de vigencia del convenio 2012 y 2013. UGT y CC_OO consideran que «esta subida está muy lejos de las pretensiones sindicales de mejora económica, dado que nos encontramos ante el convenio con peores salarios de Andalucía». Asaja-Almería responde oponiéndose a una subida salarial. Adoración Blanque entiende que no es oportuno «exprimir más la gallina de los huevos de oro porque al final nos quedamos sin gallina y sin huevos». La secretaria general de la patronal Asaja entiende que «si subimos el precio hora, además de la subida que han supuesto las cotizaciones a la Seguridad Social, estaríamos estrangulando al sector agrícola de Almería, lo que afectaría, sin duda, a la creación de empleo. Hay que ser más lógicos y coherentes que solidarios con las propuestas que se hacen». Blanque afirma que los empresarios agrícolas quieren que los trabajadores dispongan de unas condiciones económicas y sociales dignas que le permitan vivir. Este año, el empresario ha realizado un esfuerzo importante para que los trabajadores del campo pasen a cotizar en el Régimen General de la Seguridad Social. No podemos olvidar esto, sino que hay que valorarlo como un avance que proponen los empresarios en beneficio de los trabajadores». Asaja considera que no es momento para presionar, por lo que «no debemos cambiar muchos aspectos del Convenio del Campo».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *