Coag no ve razones fundamentadas para las dificultades en comercialización en melón y sandía

Coag Almería ha alertado, con el inicio de la primavera, una caída importarte de los precios en productos como melón y sandía sin ningún motivo aparente ya que aspectos como la huelga del transporte no está afectando al sector hortofrutícola almeriense según ha podido corroborar la Organización Agraria tras contactar con diferentes empresas y federaciones mayoritarias del transporte quienes han apuntado la intención de no secundar dicha huelga.

 

En cuanto a las condiciones climatológicas, Coag considera, tras analizar el clima de Europa, que “debería de mejorar el consumo de melón y sandía por lo que es importante que los agricultores no vendan a la desesperada tirando los precios de sus productos, ya que eso lo único que hace es perjudicar al resto de agricultores”.

Entre los puntos que están condicionando los precios de estos productos se encuentran, como cada año, la entrada de melón y sandía procedente de Senegal y terceros países que tras pasar semanas en bodegas llegan al consumidor en unas condiciones deplorables vendiéndose como frutas de la tierra. Según explican desde Coag, “aunque las importaciones de Senegal (y otros países) se encuentran en la misma línea que años anteriores eso no quita que hay que ejercer una mayor presión sobre las importaciones procedentes de terceros países”.

Asimismo, Coag no descarta que la situación de bajos precios sea también “una estrategia de los que se dedican a la compra de sandía en el mercado libre para intentar hundir las cotizaciones. Los compradores ‘asustan’ a los agricultores diciéndoles que el precio que le ofrecen es más alto que el que van a recibir en las comercializadoras por lo que los productores que no quieren perder toda la inversión ceden a una situación que está provocando el hundimiento de los precios”.

No sembrar a ciegas

Otro de los problemas con los que se encuentra el mercado son las variedades de los productos que siembra el agricultor. “Tenemos que darnos cuenta de la necesidad de ahondar en los sistemas. No podemos seguir sembrando a ciegas. Se necesita algún tipo de organización y asesoramiento a la hora de tomar la decisión de sembrar una variedad u otra de producto y es que, por ejemplo, si sabemos que la sandía negra con pepitas no tiene salida en el mercado no tiene sentido que nos aboquemos a cultivar un producto que con su venta no vamos a cubrir ni los costes de producción”, afirman desde Coag Almería quien cree necesario que los cultivos se adapten a las demandas del consumidor.

Compromiso del consumidor

Por último, Coag Almería vuelve a hacer un llamamiento a los consumidores que son finalmente quienes pueden exigir en los supermercados un etiquetado claro así como productos cultivados en su tierra; unos productos que ofrecen unas garantías de calidad muy superiores a los procedentes de terceros países. “Es imprescindible el apoyo de la ciudadanía. Nuestros vecinos son quienes van al supermercado a comprar y en esta provincia sino funciona la agricultura se paraliza prácticamente el resto de sectores”, concluyen desde la Organización.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *