La Consejería entrega el premio Agricultura y Pesca 2011 a la almeriense Mª Carmen Ramón

La Responsable del Área de Igualdad de COAG Andalucía y Presidenta de CERES Andalucía, Mª Carmen Ramón, ha recibido hoy el premio Agricultura y Pesca 2011 en la modalidad de Iniciativa de Mujeres en un acto que ha estado presidido por la Consejera de Agricultura en funciones, Clara Aguilera, y que ha contado con la presencia de la Delegada del Gobierno, Carmen Crespo. Con este merecido galardón, la Consejería ha querido premiar el trabajo de esta almeriense quien ha liderado la defensa del papel de la mujer en el medio rural andaluz.

 

Para el Secretario Provincial de COAG Almería, Andrés Góngora, “este galardón es un merecido reconocimiento a nuestra compañera Mª Carmen Ramón que es claro reflejo de una generación de mujeres agricultoras y ganaderas que destacan por su carácter emprendedor y luchador. Mª Carmen es un ejemplo de trabajo bien hecho en su vida cotidiana, laboral y sindical donde ha luchado para que las mujeres tengan voz en el sector agrario andaluz”.

Agricultora y almeriense

Hija y nieta de campesinos y madre de dos hijos, Mª Carmen Ramón es una apasionada de la agricultura y el mundo rural. Se dedica al cultivo del tomate en su explotación de La Cañada (Almería). Desde hace 25 años, forma parte de la cooperativa CASI, en un tiempo en el que las mujeres apenas tenían participación visible en los órganos asociativos. En 1993 se afilia a COAG, entrando a formar parte de un comité local. Tuvo que forjarse su propio camino participando activamente en los órganos de decisión de COAG, demostrando su inquietud y su liderazgo con mujeres. Lleva 10 años al frente de CERES Andalucía y es responsable del área de Igualdad de COAG Andalucía, además de pertenecer a la Plataforma contra la violencia de género en la provincia de Almería.

Como sindicalista, ha luchado por la igualdad y por conseguir la titularidad compartida de las explotaciones agrarias. Aunque, en su caso, la ley llegó tarde. Ella estuvo, durante mucho tiempo, contratada por su marido, y tras la jubilación de éste, ambos formalizaron un contrato de alquiler por el cual ella se hacía cargo de la explotación. Sus inquietudes la han llevado a estar presente en cada encuentro, foro de discusión, asamblea o movilización, representando a COAG como organización miembro de la Vía Campesina.

Este mes de abril, ya cumplidos los 61 años, abandonará la primera línea de activismo feminista, cediendo el testigo a compañeras más jóvenes, aunque desde su explotación seguirá apoyando la igualdad efectiva y siendo un referente para todas las mujeres del medio rural andaluz.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *