El presidente de CASI cambia de opinión y no convocará elecciones

Los tres Órganos de CASI, el Consejo Rector, el Consejo de Interventores y el Comité de Recursos, estos dos últimos independientes formados por socios elegidos por la asamblea, han acordado por unanimidad solicitar a José María Andújar que se replantee su decisión y continúe como presidente los dos años que le quedan de la actual legislatura, dados los resultados positivos en comercialización, producción y gestión. El actual presidente, que había anunciado que convocaría elecciones para el verano, valora el respaldo que le han dado los máximos órganos de decisión de la cooperativa, por lo que acepta continuar y completar su mandato.

 

“La verdad es que me siento agradecido del apoyo que me han expresado los socios a través de este acuerdo de los tres órganos, dos de ellos elegidos por la asamblea, y continuaré para afrontar los retos de seguir modernizado la cooperativa y abrir nuevos mercados”, afirma José María Andújar.

En esta reunión, celebrada anoche martes, para analizar la evolución de la cooperativa en los dos últimos años, se comprobó que el Proyecto de Gestión Integral presentado por José María Andújar a los socios al iniciar su mandato, ha conseguido, a mitad de legislatura, unas cifras muy positivas, mejores de las previstas, por lo que se ha pedido al presidente que cumpla todo el mandato para completar este proyecto y los acuerdos comerciales, “ya que no se merecen los socios que se quede a medias dicho trabajo que tanto éxito está dando a la marca más importante de tomate en Europa”.

Análisis

El análisis de los tres órganos recoge en la faceta de Comercialización una evolución en ventas directas y una disminución de la concentración en la subasta a favor de los centros, lo que ha permitido que las declaraciones de José María Andújar de alcanzar esta campaña “un precio digno para el agricultor” se hayan cumplido en un momento tan complicado de la economía. Además, han aumentado las exportaciones a Gran Bretaña y Alemania, y los centros de confección han funcionado al 200 por cien, con dos turnos de trabajo y generado más de 450 empleados en los momentos actuales.

En Producción, ha habido una notable disminución de variedades, lo que ha facilitado una calidad estándar y se está extendiendo con éxito el control biológico.

Otro aspecto clave es la Gestión, donde se ha logrado bajar la deuda, gracias, entre otras medias, a un ajuste de costes y concentración de las compras, logrando buenas negociaciones en volúmenes-precio para beneficio de los socios. Además, se ha mejorado en organización.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *