El sector lácteo español, al borde del precipicio por la caída de precios y el aumento de los costes

La organización agraria UPA ha puesto de manifiesto que desde el año 2009, el precio medio del pienso concentrado para vacuno de leche se ha incrementado más de un 17% -y se espera una subida del 10% en abril-, el gasóleo agrícola se ha encarecido más de un 40%, la energía eléctrica se encarecerá un 7% este mes y los medicamentos para el ganado también han subido sus precios, “y sin embargo el precio de la leche en origen no se ha incrementado en la misma medida, por lo que somos los ganaderos quienes hemos asumido una tremenda pérdida de rentabilidad”, ha explicado Román Santalla, secretario de Ganadería de UPA.

 

A esta situación de incremento de costes se ha sumado en esta campaña la grave sequía que afecta a la práctica totalidad del territorio nacional. La ausencia de pastos y forrajes obliga a los ganaderos a proporcionar alimento a los animales a base de pienso, con lo que la inversión en alimentación es todavía mayor. Además de los piensos, UPA ha explicado que la paja y la alfalfa están un 40% más caras, debido a la presión importadora de los países árabes. Según los cálculos de UPA, la ganadería española en su conjunto ha perdido ya desde el pasado otoño más de 1.000 millones de euros por la sequía.

Frente a esta realidad, los precios de la leche están experimentando en los últimos meses una tendencia a la baja, que se puso ya de manifiesto en los meses de enero y febrero, y muy previsiblemente lo hará en marzo y en los meses sucesivos. UPA ha exhortado a las industrias compradoras de leche a comportarse con responsabilidad y ser “comprensivas y solidarias” con la situación “crítica” de los ganaderos españoles, “pagando por la leche el precio que verdaderamente cuesta producirla”.

UPA ha hecho un llamamiento al conjunto del sector y a las Administraciones públicas ante la necesidad de garantizar un justo reparto del valor de la leche y de los productos lácteos a lo largo de la cadena. “De no reequilibrar la cadena láctea”, advierten, “las explotaciones ganaderas y el mundo rural en su conjunto ven peligrar seriamente su futuro”.

UPA en Galicia, más conocida como Unións Agrarias, ya ha anunciado movilizaciones para el próximo 13 de abril en Santiago de Compostela para protestar por la falta de ayudas frente a la sequía. Movilizaciones que, según el sindicato, no se descarta que puedan extenderse a otros territorios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *