Almería produce 36,6 millones de kilos de ‘las otras’ verduras

Almería, con más de 46.200 hectáreas dedicadas al cultivo hortofrutícola (unas 27.000 hectáreas en invernadero, con casi dos cosechas por año), produjo la pasada campaña casi 2,9 millones de toneladas de frutas y hortalizas, la mayor cosecha de España. Sin embargo, en las explotaciones agrícolas de la provincia -principalmente huertos al aire libre- también se cultivan otras verduras que, por su volumen, pueden considerarse ‘hortalizas menores’.

 

Son productos como la col, el espárrago, la achicoria verde, el ajo, el rábano, las habas o las cebollas… que en su conjunto suman algo más de 2.000 hectáreas de superficie y cuya cosecha 2010-2011 superó los 36.600 millones de kilos, y su facturación los 26,5 millones de euros (un 1,2% del total del sector hortofrutícola), según los datos de la Delegación de Agricultura y Pesca. En este apartado de hortalizas ‘menores’ no se incluye la lechuga, que si bien se cultiva al aire libre, por su extensión y su producción es una de los principales productos de la huerta almeriense: con casi 7.000 hectáreas, es el segundo cultivo hortícola con más superficie en la provincia tras el tomate y el pimiento, y su cosecha en la pasada campaña ascendió a 160 millones de toneladas, valoradas en 80,2 millones de euros.

Dentro de este grupo de ‘hortalizas menores’, por su superficie, destacan el bróculi (475 hectáreas); las habas verdes (329), y las alcachofas (200). Por su parte, al cultivo de la col, los agricultores de la provincia dedicaron la pasada campaña124 hectáreas (16 en invernadero), 115 hectáreas a los guisantes verdes (85 bajo plástico); 94 a la escarola; 73 a la coliflor; y 54 a las cebollas. Todos estos productos, en cultivo tradicional, a la intemperie.

Y dentro de estas verduras ‘menores’, todavía hay otras mucho más minoritarias que, por su escasa presencia en el campo almeriense, podrían considerarse testimoniales. Es el caso de las setas, con 1 hectárea; la cebolleta, 2 hectáreas; la berza, 3; y el puerro, 5. En la pasada campaña también se cultivaron 30 hectáreas de rábano, 24 de ajo, 27 de calabaza y 50 de apio.

Por su peso, la cosecha más destacada es la de bróculi, con casi 12,8 millones de kilos; las habas verdes (4,2 millones); la col, 3,8 millones; la alcachofa (2,7); y la coliflor, casi 2 millones de kilos. De escarola y espinacas las cosechas superaron los 1,3 millones de kilos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *