Unos 250 jóvenes almerienses se han incorporado a la actividad agraria en los últimos años con apoyo público

El sector agrícola -sobre todo la horticultura intensiva almeriense- se ha mostrado como refugio de empleo en los últimos años, acogiendo en parte la mano de obra expulsada por otros sectores de la economía provincial. Así lo ha destacado el delegado de la Consejería de Agricultura y Pesca, José Antonio Salinas, a partir de los datos de los expedientes presentados por jóvenes para la modernización de explotaciones agrarias -en primera instalación-, así como a los expedientes de incentivos al relevo generacional con el cese anticipado de la actividad en el campo.

 

En los cuatro últimos años, más de 120 jóvenes de la provincia han in-vertido casi 27 millones de euros en la modernización de explotaciones agrarias, para su primera instalación como agricultores. Para esta apuesta por la actividad agrícola, los jóvenes han contado con ayudas públicas que en su conjunto han superado los 9,5 millones de euros.

Importante también ha sido el paso que han dado muchos jóvenes al-merienses que han decidido hacerse con las explotaciones agrarias de sus mayores. De acuerdo con los datos registrados por la Consejería, desde 2009 se han resuelto favorablemente más de 120 expedientes de incentivos públi-cos para el cese anticipado de la actividad en el campo por parte de personas mayores, a cambio de que sus explotaciones pasen a manos de jóvenes. De estos expedientes, unos 30 han sido solicitados por mujeres.

El relevo generacional en el campo es uno de los objetivos de la política agraria de la Junta de Andalucía, que considera vital para los territorios rurales de la Comunidad que los más jóvenes vean atractiva esta actividad y decidan permanecer en sus municipios.

Más afiliados a la Seguridad Social

En este sentido, Salinas recuerda que entre las propuestas presentadas por el Gobierno andaluz a Bruselas para la futura reforma de la Política Agrícola Común, destaca la petición de que las ayudas de la PAC sólo puedan recibirlas los productores que de verdad generan empleo, riqueza y beneficios medioambientales, es decir, los agricultores activos, como lo son los agricultores almerienses, que entre 2008 y 2011, a pesar de la crisis económica y financiera europea y mundial, no sólo han mantenido su actividad, sino que la ha incrementado incluso. Así lo reflejan los datos del Ministerio de Trabajo, según los cuales, la afiliación a la Seguridad Social en el régimen Agrario ha pasado de 40.135 trabajadores en 2008, a 44.150 en diciembre de 2010, es decir, casi un 8% más.

A juicio del delegado de la Consejería, estos datos evidencian que los jóvenes de la provincia siguen viendo en la agricultura una actividad atractiva y un medio de vida, lo que garantiza el rejuvenecimiento del campo y favore-ce la modernización de las explotaciones y, por tanto, su competitividad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *