Medio Ambiente mejora los accesos a las playas de Monsul y Media Luna

La delegada provincial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Sonia Rodríguez, ha supervisado los trabajos que la empresa Gesforal está llevando a cabo en las playas de Mónsul y Media Luna, en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, consis-tentes en la adecuación de aparcamientos, acondicionamientos de accesos peatonales y señalización de las mismas. Este proyecto se enmarca dentro de la apuesta del Gobierno andaluz en su esfuerzo por la conservación del medio natural y la prestación de servicios ambientales que se han realizado en los singulares escenarios litorales del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

 

Durante los últimos años, se viene produciendo un importante aumento de los niveles de frecuentación en estas playas, sobre todo en la época estival, llegándose a multiplicar exponencialmente el número de visitantes.

El proyecto de acondicionamiento, aparcamientos y señalización de estas playas pretende corregir el deterioro de los ecosistemas litorales por esta sobrefrecuentación, abordando varias actuaciones, entre las que destaca la canalización del flujo de visitantes y vehículos mediante acceso controlado del tráfico rodado.

Además, socialmente se pretende facilitar el acceso a las playas, respetando el disfrute del Dominio Público Marítimo Terrestre que garantiza la Ley de Costas, evitando, por un lado, situaciones de peligro para la seguridad de bienes y personas dadas por la masifica-ción, y por otro, facilitando el conocimiento del espacio natural y disminuyendo el impacto ambiental actualmente existente.

Con esta actuación, la Junta garantiza que los usuarios puedan disfrutar de las playas más conocidas del Parque Natural y, al mismo tiempo, pone los medios para que estos enclaves protegidos sigan siendo únicos y excepcionales

Para ello se plantea la creación de un área de aparcamiento junto a la Casa Cuartel de Mónsul que sustituya a los actuales de la Playa de Mónsul y Cala de la Media Luna, ambos situados en zona de Servidumbre de Protección y proceder a su eliminación, de forma que se recuperen las características naturales de esos ecosistemas litorales característicos de esos espacios.

El nuevo aparcamiento contará con 124 plazas de aparcamiento para turismos, , con una reserva especial de espacio para vehículos adaptados a personas con discapacidad . Dispondrá de 3.300 metros cuadrados de superficie.

Esta actuación, por tanto, consigue trasladar el impacto actual-mente existente a una zona menos sensible y además, disminuye la superficie destinada a tales efectos, manteniéndose en cualquier caso el potencial de aparcamiento existente en la actualidad. Se regularán los accesos; se dotará de mayor comodidad y seguridad a los usuarios y se corregirán los efectos ambientales negativos que castigan a estos espacios singulares.

En cuanto al acceso peatonal desde el nuevo aparcamiento a estas emblemáticas playas, se realizará mediante el acondicionamiento y señalización de uso público de senderos peatonales adecuadamente adaptados a los estándares de calidad de uso público. Aprovechando estos accesos, el espacio se dotará de un “Punto Limpio” para evacuar los residuos generados por los usuarios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *