La Junta explica a productores y empresarios de Albanchez las ventajas del Decreto de Artesanía Alimentaria

La secretaria general del Medio Rural y la Producción Ecológica, Mabel Salinas, ha invitado a los empresarios y emprendedores agroalimentarios de la comarca del Almanzora a sacar provecho de las ventajas que ofrece el flamante Decreto de Artesanía Alimentaria de Andalucía a la hora de poner en valor y comercializar sus productos. Así lo ha puesto de manifiesto la representante de la Junta de Andalucía en un acto organizado por la Asociación de Mujeres ‘Los Arcos de Albanchez’, al que han asistido productores y pequeños empresarios de la zona, y en el que también han estado el delegado de la Consejería de Agricultura y Pesca, José Antonio Salinas, y el alcalde de Albanchez, Francisco Martínez.

 

El decreto, según ha expuesto Salinas, “ha sido pensado por el Gobierno andaluz para facilitar la vida de miles de productores de Andalucía que tradicionalmente elaboran productos artesanales, pero que hasta ahora carecían de dicha cobertura normativa”. Además, el Decreto ayuda a revalorizar los productos que se obtienen de una forma artesanal y facilita su acceso a los canales cortos.

Transformados de la matanza, quesos, repostería, miel, encurtidos y otros productos de la mejor calidad, elaborados de forma artesanal, pueden ser comercializados a partir de ahora con el aval del sello ‘Artesanía Alimentaria’ que concede la Junta. A dicho distintivo pueden acogerse empre-sas que no tengan una plantilla de más de 10 empleados y una facturación anual que no supere los 2 millones de euros.

La inscripción en el registro de productos artesanales alimentarios, además de regularizar la comercialización, permite al empresario diferenciar sus productos con un distintivo en el que se certifica que se trata de un producto de artesanía alimentaria, de producción artesanal alimentaria, de alimentos, empresa de artesanía alimentaria, alimento artesano, alimento de granja, alimento artesano de granja. Estos distintivos, según la representante de la Consejería, aportan unos valores cada vez más demandados y apreciados por los consumidores.

Más de mil artesanos almerienses

En la provincia de Almería, la nueva normativa se presenta como una vía de gran utilidad para más de 1.100 productores –productores de queso de cabra y miel artesana- y más de 50 pequeñas empresas agroalimentarias de menos de diez trabajadores, así como unos sietes conventos que elaboran repostería. En cuanto a los sectores a los que afecta de forma más directa la nueva norma andaluza, destaca la elaboración de quesos de granja y de miel artesana, si bien se prevé el desarrollo de normas técnicas de producción para diferentes derivados lácteos, mermeladas, avinagrados, adobados, salmueras, encurtidos, salados, sal marina, bollería, pastelería de convento, pescados, crustáceos y moluscos, transformados de frutas y verduras y de productos cárnicos.

“En definitiva”, según ha concluido Salinas, “el Decreto viene a apoyar a un sector que genera riqueza y empleo en el medio rural andaluz, fijando además la población a su territorio”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *