Asaja-Almería le hace un ‘guiño’ al trabajo del campo

Con los Premios Especiales a los Productores Agrarios y Ganaderos de Almería (Pepag) entregados en su primera edición por Asaja-Almería a Pascual Soler, en la categoría de ‘Trayectoria profesional’, a José Serrano en la modalidad de ‘Desarrollo de la empresa familiar’ y a Gabriel Bosquet en reconocimiento a la ‘Innovación agraria’, «queremos reconocer el esfuerzo y dedicación que cada uno de estos productores almerienses dedica diariamente a la actividad agrícola o ganadera. Ellos son el eslabón más débil de la cadena agroalimentaria y por ello queremos trasladarle un soplo de esperanza e ilusión», afirmó Francisco Vargas, presidente de Asaja-Almería, en la gala de entrega de estos galardones que tuvo lugar en el Patio de Luces de la Diputación Provincial de Almería. Además de los tres premios, Asaja concedió una mención especial en esta primera edición a Gabriel Amat, presidente de la Diputación, porque «desde las instituciones en las que ha estado siempre ha atendido a las necesidades del sector y ha defendido nuestra agricultura y llevado las bondades del sector agrario dentro y fuera de nuestras fronteras», señaló Vargas.

 

Con estos premios a los productores agrarios y ganaderos de Almería, manifestó durante su intervención en presidente de Asaja, «queremos alcanzar un doble objetivo: por un lado cumplir con nuestra función como organización profesional agraria, y por otro, resaltar el valor de aquellos que son modelos a seguir para futuras generaciones».

En su discurso, Francisco Vargas hizo un retrato del modelo agrario provincial destacando la importancia que tiene para la economía del territorio almeriense, no sólo por las cifras que genera, sino también porque se gesta gracias al esfuerzo de la familia. En este sentido, Vargas señaló que «las 22.000 explotaciones existentes tienen como característica esencial la participación de toda la familia en los trabajos diarios y muy a menudo colaboran de una forma muy activa en las toma de decisiones. Esta estructura familiar hace que nuestra agricultura tenga una fuerza que con otro tipo de organización sería imposible de obtener».

Asimismo, el responsable de la organización agraria tampoco se olvidó de las dificultades por las que atraviesa el campo en estos momentos. Al respecto, profundizó en la necesidad de que el sector, en consonancia con las administraciones públicas, camine de la mano con el objetivo de superar cualquier tipo de adversidad. Vargas, centró parte de su intervención en reivindicar la unión comercial del negocio hortofrutícola como vía para mejorar los precios en origen.

Por su parte, Gabriel Amat agradeció el reconocimiento de Asaja y aseguró que «desde la Diputación Provincial, uno de mis principales objetivos ha sido la defensa de nuestros sectores económicos, siendo el agrícola uno de los principales motores de la provincia». El presidente de la Diputación abogó por llegar al mercado con una marca única para poner en valor los productos que se cultivan en Almería. Al respecto señaló que « se hace especialmente importante en momentos tan difíciles como estos, con una crisis de precios y el aumento de la competencia de terceros países, en los que el futuro del sector pasa por una concentración de la comercialización que permita crear una ‘Marca Almería’ única que pueda competir con fuerza en los mercados internacionales».

Finalmente, Amat recalcó que «en nuestra labor de defensa del sector agrícola, vamos a exigir además que se cumplan los acuerdos con terceros países en todos los aspectos». De igual forma, concluyó, «exigiremos que la UE indemnice cuando los precios no cubran los gastos de producción».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *