1.300 agricultores, apicultores y ganaderos de Almería reciben 4 millones de euros en ayudas agroambientales

Un total de 1.292 agricultores, ganaderos y apicultores de la provincia de Almería han percibido casi 4 millones de euros en ayudas públicas por su apuesta por prácticas de cultivo orientadas a la mejora del medio ambiente y del entorno rural. Estas ayudas corresponden a los años 2010 y 2011 del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía, cofinanciado con fondos europeos Feader, del Gobierno de España y la Junta de Andalucía. Desde que se pusieron en marcha, estas medidas agroambientales están encontrando una gran respuesta en Almería y en Andalucía, y de hecho, los la Comunidad andaluza es donde más explotaciones se han comprometi-do a trabajar con estas prácticas.

 

Los productores almerienses de agricultura ecológica son los que más se benefician de esta ayudas. En total, mil agricultores han recibido casi 2 millones de euros para algo más de 12.000 hectáreas cultivadas con estas prácticas. Por su parte, 264 apicultores de la provincia que aplican estos criterios agroambientales en sus 80.500 colmenas han obtenido una ayuda pública de 1,8 millones de euros.

Cantidades inferiores han obtenido los ganaderos acogidos a la ‘submedida’ de razas autóctonas (19.500 euros), y a la ganadería ecológica (25.600 euros). Asimismo otros ocho productores han obtenido 18.400 euros en primas adicionales ecológicas.

Competitividad y riqueza ecológica

“A la vista de los resultados obtenidos en estos años, se puede decir que las medidas agroambientales se han convertido en una herramienta eficiente para la gestión sostenible de las explotaciones agrarias y ganaderas, donde se conjugan la competitividad y el mantenimiento de la riqueza ecológica con el desarrollo de producciones de alta calidad, que cada día tienen más demanda entre los consumidores”, destaca el delegado de Agricultura y Pesca, José Antonio Salinas.

Más allá del beneficio directo de estas ayudas, según el representante de la Junta, los compromisos de cultivar plantas y criar ganado con este tipo de prácticas contribuye a mejorar la percepción que tiene la sociedad de los agricultores y ganaderos, que son vistos como gestores y conservadores de los recursos naturales, y como generadores de empleo y riqueza en territo-rios con grandes dificultades de desarrollo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *