Aguilera resalta papel de las interprofesionales en la PAC para equilibrar los precios

La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha mantenido esta mañana una reunión con representantes de la dirección de la Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo (Ailimpo) para estudiar las posibles medidas que se pueden adoptar en el marco de la futura Política Agrícola Común (PAC) para impulsar la función de estas organizaciones con el fin de mejorar la cadena de suministros de frutas y hortalizas, y, de esta forma, contribuir a equilibrar los precios de los productos agroalimentarios.

Entre otros aspectos, han destacado el importante papel que podrían desarrollar las interprofesionales del sector en momentos de crisis de mercados si se llevan a cabo los cambios necesarios en la legislación.

Durante el encuentro, han analizado las propuestas al respecto que Ailimpo, junto a Hortyfruta, la Interprofesional francesa de frutas y hortalizas (Interfel) y Freshfel Europe, han consensuado y plasmado en un documento que se presenta como una herramienta de gran utilidad de cara al nuevo reglamento de la OCM Única.

En este sentido, la consejera ha mostrado su apoyo a las interprofesionales “como estructuras de comercialización y concentración de la oferta que contribuyen a mejorar la capacidad negociadora de los productores al tiempo que aporta un valor añadido en la cadena agroalimentaria” y ha hecho hincapié en la necesidad de “eximir a este sector de las normas de Competencia para evitar que los agricultores se encuentren indefensos ante situaciones complejas provocadas”, entre otras causas, “por el aumento de la concentración de la distribución o las crisis de mercado que puedan registrarse de forma puntual”.

Destacan entre las medidas concretas planteadas hoy a la consejera, la posibilidad de incluir a las hortofrutícolas entre las interprofesionales que tienen por objetivo concentrar y coordinar la oferta, adaptar la producción al mercado y fomentar la racionalización y mejora de la producción y transformación; así como hacer posible que los Estados Miembros productores tengan la posibilidad de establecer normas de comercialización para regular la oferta en base a decisiones tomadas por estas organizaciones.

Asimismo, los representantes de la interprofesional del limón y el pomelo han mostrado a Aguilera su preocupación por la competencia desleal que sufren ante las producciones de terceros países, que no cumplen con las mismas condiciones de seguridad alimentaria ni estándares de calidad que los alimentos producidos en países de la Unión Europea (UE). Al respecto, la consejera ha recalcado de nuevo su reivindicación a cerca de que “se exija y se cumpla siempre la reciprocidad en los acuerdos comerciales” y que, en caso de verse afectada alguna zona productora, se busquen los mecanismos necesarios para ofrecer una compensación a la misma.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *