Los cítricos tradicionales podrán optar a las ayudas para mejorar su competitividad

La Consejería de Agricultura y Pesca ha abierto la convocatoria 2012 para las ayudas destinadas a impulsar la reconversión de plantaciones de cítricos y mejorar así su competitividad. Este año podrán acogerse a la medida de reestructuración plantaciones de cítricos dulces con densidades de 300 árboles por hectárea y explotaciones con marcos tradicionales y con alto porte que presentan dificultades de mecanización, cumpliéndose así una de las demandas de Andalucía para apoyar a este sector.

Concretamente, según publica el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), podrán optar a estas subvenciones explotaciones con densidad igual o superior a 200 árboles por hectárea para limoneros y pomelos y 300 por hectárea para las demás especies de cítricos. Asimismo, en las zonas tradicionales de cultivo en las que los árboles tengan un alto porte, tendrán la posibilidad de acogerse a estas ayudas plantaciones de naranjos, satsumeros, clementinos, mandarinos híbridos y mandarinos comunes con una densidad igual o superior a 200 árboles por hectárea.

La convocatoria de este año contempla además el aplazamiento hasta el 30 de junio de 2013 como fecha límite para llevar a cabo las acciones de reestructuración subvencionables, lo que beneficiará a las explotaciones de variedades tardías y zonas de producción en las que la recolección termina a final de junio.

Para beneficiarse de estos incentivos, que tienen como objetivo principal garantizar la reordenación y diversificación de la producción, se establece como requisito realizar un plan de reconversión que incluya el arranque y la nueva plantación o bien el reinjertado sobre patrones ya existentes. Asimismo, serán subvencionables también las inversiones de mejora realizadas en las instalaciones de riego en parcelas que ya estuvieran en regadío, siempre que se haya realizado una de las actuaciones anteriores.

El resto de requisitos exigidos es que la superficie mínima a reconvertir sea de 0,3 hectáreas, con un máximo por beneficiario de 18; tratarse de una plantación con más de cinco años de edad; no presentar estado de abandono, y no incluir otros cultivos asociados con excepción de otras especies citrícolas. Igualmente, dichas explotaciones no podrán haber sido objeto de ayudas durante los últimos seis años.

Asimismo, aquellos interesados en beneficiarse de estas subvenciones deberán cumplir requisitos como comercializar su propia producción y disponer de instalaciones de acondicionamiento de la misma; que esa producción haya sido comercializada durante tres años anteriores a la concesión de la ayuda a través de una Organización de Productores de Frutas y Hortalizas o entidad dada de alta en el Impuesto de Actividades Económicas; que presenten un compromiso de comercialización durante los tres años siguientes a la concesión de la subvención; o bien que están afiliados a una organización de productores.

La cuantía de la ayuda podrá alcanzar hasta un 30% de la inversión, mientras que la inversión máxima por actividad subvencionable será de 12.000 euros por hectárea en el caso de arranque y nueva plantación, 11.500 euros por hectárea para reinjertado, y de 3.500 euros por hectárea para mejora del riego.

El modelo de solicitud de estas ayudas, reguladas en la Orden de 2 de enero de 2009 en el desarrollo del Real Decreto 1799/2008, se podrá obtener en las delegaciones provinciales de Agricultura y Pesca, en las oficinas comarcales agrarias y en la página web de la Consejería (http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca).

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *