La Cofradía de Adra quiere impulsar una organización de productores

«La pesca en Adra está muy mal, no da para comer, tenga en cuenta que el año pasado hubo familias que ganaron apenas 5.000 euros con este sector en todo el año, y poco a poco el sector va desapareciendo, ahora tenemos en la Cofradía a unas 200 marineros, cuando en el año 1982 había 1.200».

 

Este es el panorama actual que describe el patrón mayor de la Cofradía de pescadores de Adra, Francisco E. Jiménez, con respecto al sector pesquero, «un sector que necesita unirse y defender sus derechos, porque no es normal que se esté pagando tres euros por una caja de doce kilos de caballa o tres o cuatro euros por una caja de jureles, cuando su precio mínimo, para cubrir gastos, sería de 10 euros».

Por ello, y para esa unión tan necesaria del sector, Jiménez ha planteado al delegado la creación de una Organización de Productores Pesqueros (OPP). El delegado de la Consejería de Agricultura y Pesca, José Antonio Salinas, ha mostrado su disposición a colaborar con la Cofradía de Pescadores de Adra en las gestiones y trámites que esta entidad está realizando para constituir esa organización, y ha mostrado su ayuda en el transcurso de la reunión que ha mantenido con el patrón mayor de la Cofradía abderitana y con el miembro del Cabildo, Juan Juárez Gualda.

 

Ventajas

El reconocimiento de una entidad como Organización de Productores Pesqueros debe ser aprobado por la Consejería de Agricultura y Pesca, y según ha destacado José Antonio Salinas, «una OPP aporta importantes ventajas al sector, ya que quienes forman parte de ella pueden adoptar medidas que contribuyan a favorecer la programación de la producción y su adaptación a la demanda con la aplicación de planes de captura, podrán promover la concentración de la oferta, adoptar medidas para estabilizar los precios y fomentar métodos de pesca que favorezcan la pesca sostenible».

Tanto para su constitución, como para otras actuaciones -como la aplicación de planes de mejora de la calidad de los productos-, las OPP pueden acceder a ayudas públicas.

El patrón abderitano, quien reivindica la permanencia del sector primario, ha explicado a IDEAL que se trata «de unir al sector, en Adra tenemos unas 33 embarcaciones y en esa organización de productores entraría la Cofradía y los armadores y se podría hacer más fuerza ante la indefensión que existe hasta ahora y podríamos sacar adelante proyectos interesantes gracias a las subvenciones a las que podríamos acogernos». Asimismo con el sector unido «se podría incidir en la comercialización, porque no podemos quedarnos de espaldas a la comercialización, necesitamos precios más justos».

 

Reforma pesquera

El delegado y los representantes de la Cofradía han analizado la propuesta de reforma de la Política Pesquera Común, propuesta que ambas partes han objetado, «ya que no garantiza la viabilidad de la comunidad pesquera andaluza ni tiene en cuenta su relevancia económica y social», según se denuncia desde la delegación almeriense.

Y es que, tanto el sector como la Junta de Andalucía no están de acuerdo en que pesca artesanal sea sólo aquella que utiliza buques de menos de 12 metros de eslora -como pretende la Comisión-, ya que esa consideración no tiene en cuenta la realidad andaluza. Asimismo, en la reunión, los representantes de la Cofradía han expuesto al delegado los proyectos que están elaborando con el fin de presentarlos ante el órgano de decisión del Grupo de Desarrollo Pesquero de Almería Occidental, con el fin de optar a ayudas públicas para su puesta en marcha. El GDP de Almería Occidental incluye los puertos pesqueros de Roquetas de Mar y Adra y dispone de unos tres millones de euros del Fondo Europeo de la Pesca y de la Junta de Andalucía, que junto a la aportación privada, pueden suponer una inversión global de unos 6 millones de euros en un plan hasta 2013. El plan estratégico pretende promocionar un desarrollo integrado y sostenible, que permita combatir el agotamiento de los recursos del mar y consolidar la competitividad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *